miércoles, 25 de diciembre de 2013

Música para tu salón XVI: Ave María




Hoy es Navidad, y en Música para tu salón tenemos unas invitadas de lujo: Los ave maría de Schubert y Gounod.
Así que les propongo que escuchen y escojan cuál de estas piezas se llevarían a una isla desierta. Y si les apetece, lo reflejen en los comentarios.
Para muestra de ello enlazo los dos videos de la orquesta de André Rieu.

El primer Ave María de Schubert, está cantado por la australiana Mirusia Louwerse. Que a falta de alas, es lo más parecido a un ángel que he oído.



El segundo Ave María es el de Charles Gounod, que está basado en el preludio Clave bien temperado de Johann Sebastian Bach.
Y la voz de la sudafricana Kimi Skota, para deleite de nuestros tímpanos pone el broche de oro a esta exquisitez.



Les deseo a tod@s que pasen una Feliz Navidad en compañía de los suyos.

7 comentarios:

  1. ¡Buf! difícil elección, ponen los pelos de punta las dos. Feliz Navidad. Besos.

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS, Oscar y feliz Navidad !
    Te recomiendo a Maria Callas con su inigualable voz de cristal: http://www.youtube.com/watch?v=l5cF5GGqVWo
    y para completar esta tarde de buena música en tu salón, te recomiendo también: http://www.youtube.com/watch?v=7rjGwS20V94
    Un saludo desde Valencia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marga estuve por poner la de la Callas pero le hubiese dado ventaja a la de Schubert.Por eso decidí usar la misma orquesta Andre Rieu para que fuera más justo.Pero no te preocupes,esta mujer tiene un rinconcito reservado en el futuro,faltaría más.Era la mejor.
      Mucas gracias por enriquecer la entrada.Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me quedo con la primera, es mas dulce, como el turrón ji,ji....
    Felíz 2014, lleno de Salud, alegrías y amor.
    Un abrazo Óscar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clara,valiente,te has posicionado jaja
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Bueno,pues yo estoy tambien en el deber de mojarme.Me quedo con la de Gounod.Supongo que tengo cierta debilidad por las melodias de Bach.Aunque reconozco que la interpretación de Kimi Skota me cautivó.

    ResponderEliminar