martes, 26 de noviembre de 2013

De la rejilla al tapizado II



Ahí estaba, inmóvil, herida, temblorosa. Mirando hacia dentro, más allá de esas puertas azules. Parecía que iba a arrancar a llorar, consciente de su inquietante destino.
Supongo que no entendía muy bien el porque de esa situación. La razón de que hubiera sido abandonada frente a aquel lugar lleno de muebles rotos, desmembrados. Quizás era el fin, tal vez aquel desgüace acabase por convertirla en un tablero de aglomerado. O fuese pasto de las llamas, avivando un fuego del ya inminente invierno.
Ella que siempre había sido fiel, sumisa, callada. Nunca puso malas caras, ante las barbaridades de los pequeños de la casa. Nunca negó el descanso del invitado, refugiada en aquel recibidor, junto a la escalera de lo que sentía su propia casa. Habían pasado muchos años desde que aquella mujer la miró a los ojos, y tras esbozar una tierna sonrisa exclamó: ¡Me la llevo!
Sí, mucho tiempo pero aún podía recordar con claridad a la pequeña Clara sentada en su regazo calzándose las botas los días de lluvia. Y al abuelo Matías, que siempre descansaba unos minutos cuando regresaba del paseo. Un día de verano estuvo cerca de una hora. Luego desapareció por esas escaleras. Nunca más lo volvió a ver.

Salí a la calle, a paso lento y me planté frente a ella al tiempo que me inclinaba levemente y la cogía en brazos.
-Vaaamos...que no nos comemos a nadie. ¡Te vamos a poner bien guapa!
Y entramos al taller, como una pareja de recién casados en su luna de miel.


*     *     *     *     *

El esterillado francés ya se había roto. A diferencia de la rejilla industrial, esta técnica es artesana y el enrejado se hace manualmente. Tira a tira. Y claro, resulta bastante caro.




Así que al cliente le gustó la idea de hacerle el invento del tebeo y tapizarla.
Como no queríamos cubrir la madera vista, y la zona rebajada donde se ataba el esterillado no podía resistir un cinchado, se decidió cortar dos maderas y tapizarlas.



Primero sacamos unas plantillas de cartón. Son casi iguales, pero esquadran distinto, ya veremos como engañamos a la raya. Esto lo digo porque al ser diferentes las piezas, si le damos continuidad al dibujo las rayas morirán en zonas distintas, y el ojo eso lo ve muy rápido. Por eso usamos ese término de engañar. Torceremos un pelín las rayas para que a la vista se vea un acabado simétrico.


Y luego el DM cortado.


Y tras ponerle tres centímetros de espuma, las tapizamos...

Hummm...no me gusta. Queda demasiado elevada, demasiado cuadrada....
¡a destapizar....!!!


Así que la espuma la encolamos de esta forma, como ya hemos visto alguna vez, encolando el canto al filo del tablero.
Así conseguimos algo más parecido a un biselado.


Además de un canto muy limpio. Si la tela fuera fina, para cubrir las imperfecciones pondríamos una guata finita, pero en este caso, no hace falta.



Y las volvemos a tapizar...que no se diga.
Rematada con un vivo cosido y posteriormente clavado en la madera.
Aquí vemos como las rayas casan, no de forma milimétrica, pues hay que ir jugando para no torcerlas demasiado, y que el ojo crítico lo vea.



*     *     *     *     *


La observé tras los barrrotes, esperando su reacción, ahora que empezaba a despertar de la anestesia.
Abrió los ojos, desorientada, para descubrir su nuevo colorido, ese acolchado de rayas moradas y lilas, en forma de código binario, de unos y ceros.




Se asomó a la puerta, donde la luz mortecina de la tarde lluviosa la fue despertando, sintiéndose sorprendida de no formar parte de un armario, ni sentir el abrasivo calor del fuego.




Parecía feliz, aún con aptitud extraña frente a ese cambio inesperado, tal vez un tanto dolida porque nadie le había pedido su opinión.



Sólo pasaron unos minutos para verla sonreir, recuperada, emocionada, impaciente. Intentando por su propio pie realizar el camino de vuelta a casa.



PD: Últimamente no puedo contestar a vuestros comentarios. Pero no dejéis de hacerlo. Son la prueba de que hay alguien al otro lado.Y me encanta leerlos. Muchísimas gracias, queridos lectores.


23 comentarios:

  1. Qué buen trabajo... Una idea estupenda la de retirar la rejilla estropeada y sustituirla por un tapizado. Nos encanta la tela elegida. ¡Enhorabuena!

    Saludos

    Julia y Yenia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Julia y Yenia.Normalmente es posible cambiar de rejilla a tapizado.Los muebles cambian mucho.Saludos

      Eliminar
  2. Yo igual que ella al principio estuve muy perdida, He pensado O Nooooo...la van a tapizar. Pero el resultado me encanta. Un trabajo perfecto, como siempre.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja y que esperabas que hiciésemos?Pues tapizarla,que es lo único que sabemos hacer.
      Me alegra verte por aquí Dana.
      un saludo

      Eliminar
  3. Buen trabajo Óscar.
    Un cambio de look acertadísimo, el traje le sienta de miedo, buena elección.
    Un saludo... (ya casi ni me acuerdo cómo se comenta ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre,el tapicero más famoso del mundo en mi blog!jaja
      Un placer tenerte de vuelta compañero.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Oscar me ha encantado la historia de este mueble! Además de los resultados, que se ven perfectos, la tela elegida es preciosa y decir que me gustaría mucho tener una banca así, yo tengo una que necesita de tus cuidados pero.... estamos a un océano de distancia, lastima. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar.De tapiceros buenos está lleno el mundo.Seguro que tienes uno cerca.Besos.

      Eliminar
  5. He leído la entrada con verdadero entusiasmo, primero porque quedó preciso y segundo porque encontré en el punto limpio una silla con la rejilla rota, ahora mismo está preparada para la pintura pero no sabía qué hacer con el asiento. Creo que voy a seguir todos tus pasos (no me quedará igual pero quedará mejor de lo que está) y ya te contaré. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno,cada mueble requiere una solución diferente para el tapizado.Hay otras fórmulas.Busca la entrada "de la rejilla al tapizado" en ese caso tapizamos directamente y rematamos con galón.
      Un saludo Glory.

      Eliminar
  6. Realmente me gusta más esa pieza con el tapizado que con la rejilla. Has tenido una idea fantástica al utilizar los tableros tapizados, de esa manera en cualquier momento que se desease podría volver a hacerse la rejilla.
    Como siempre, fascinada por la forma de comentar el trabajo, el magnífico trabajo.
    Bts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana.Tienes razón.Hasta para poner los tornillos usé los agujeros ya existentes.Así que es completamente reversible.Besos.

      Eliminar
  7. hola que lindo trabajo y buena resolucion, quedó totalmente renovada! Y el cuento jajaja, lo más interesante es darle vida al mueble! feliz miercoles! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cuento es un instrumento de sugestión, para ver el mueble con otros ojos.
      Un saludo Veronica.

      Eliminar
  8. Óscar estupendo cambio de look,parecía imposible,pero siempre lo bordas.
    El relato me atrapa siempre,y lo estoy esperando con curiosidad.
    Un .saludo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen tus comentarios siempre son una dosis de vitalidad moral.Es un placer tenerte como lectora.Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Oscar veo que eres muy prolijo, eso de empatar las rayas es todo un profesional, que buen relato y el resultado inmejorable, un gustazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esperanza.¿prolijo yo?hummm...espero que sea algo bueno jaja.El gustazo es mío.

      Eliminar
  10. Estupendo relato, y fantástico trabajo Óscar. Eso de la anestesia voy a tener que probarlo, porque yo tapizo "a pelo" y no se dejan....
    Genial post, te haces de rogar pero no importa cuando apareces con estas historias.
    Abrazos amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ten en cuenta que no acepta inyección intravenosa.Yo me senté junto a ella y le leí la Constitución Española, hata que se quedó KO
      Un abrazo bien grande Clara!

      Eliminar
  11. Vaya cambio! Parece como nueva.
    Buen trabajo!
    Bss
    sara

    ResponderEliminar